International Day without Art

Desde el 2010 celebro, todos los 20 de enero, el Día Internacional sin Arte. Hasta 2018 mantenía una web específica, hacía alguna publicación, elegía un lema y comentaba con mis amigos la ocurrencia. Los momentos álgidos del proyecto fueron en el 2015, cuando El Estado Mental apareció ese día con un velo negro que impedía el acceso y mi querida galería en Santiago de Compostela cerró sus puertas con este motivo, o en el 2012 cuando mi amigo Gregor me regaló un video conmemorativo.

Después de eso perdí el ánimo necesario, y estos últimos años soy yo, en mi soledad, el único que lo celebra, intentando no hacer nada que yo pueda considerar artístico. Así que cada año dedico un día entero a pensar, sin querer, en qué consiste esta práctica a la que dedico el resto completo del año.

La decadencia y el desánimo le sientan bien al proyecto, que tiene como factor esencial la negación de todo lo que se pueda negar, refractario como es, a toda posibilidad de éxito. No obstante, espero en algún momento retomar la actividad inmobilizadora, porque el análisis de la paradoja que presenta, y que experimento cada año en todo su tedio, da para varios seminarios, publicaciones y encuentros internacionales de pensadores.

¡Feliz Día Internacional sin Arte!

—————————————————————————————–

International Day without Art

-Tell me, doctor: how long can one be underwater without breathing?
– As long as you like. Yesterday I performed an autopsy on somebody who has been twenty two days.

Since 2010, every year on 20 January, I have been celebrating the International Day without Art. Until 2018 I maintained a specific website, made a publication, chose a slogan, and commented on the event with my friends. The high points of the project were in 2015, when El Estado Mental appeared on that day with a black veil that prevented access and my beloved gallery in Santiago de Compostela closed its doors for this reason, or in 2012 when my friend Gregor gave me the present of a commemorative video.

After that, I lost the necessary courage, and these last few years it’s me, in my solitude, the only one who celebrates it, trying not to do anything that I could consider artistic. So every year I dedicate a whole day to think, without wanting to, about what this practice consists of, to which I dedicate the whole rest of the year.

Decadence and discouragement suit the project, which has as an essential factor the denial of everything that can be denied, refractory as it is, to any possibility of success. Nevertheless, I hope at some point to resume the immobilizing activity, because the analysis of the paradox it presents, and which I experience every year in all its tedium, is enough for several seminars, publications and international meetings of thinkers.

Happy International Day without Art!

3 respuestas a «International Day without Art»

  1. A cada día su penitencia. El Día Internacional Sin Tabaco no fumo. El Día Internacional Sin Cebollas no las consumo. El Día Internacional Sin Arte no me esmero al hacerme las selfies.

      1. Más vale honra sin barco que barco sin honra. Y más vale arte sin selfie que selfie sin arte. Y más vale día sin esmero que esmero sin día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *